viernes, 5 de mayo de 2017

URBANIZACIÓN PARQUE COMPLEJO CATALINAS SUR

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a través de la Dirección General de Planeamiento Urbano a cargo del Arq. Mariano Orlando, pretende zonificar el predio de casi 3 hectáreas delimitado por la Avenida Pedro de Mendoza, Brasil, calles Gualeguay, Caboto y las vías del Ferrocarril (éstas últimas quedarían desafectadas), es decir dar norma a través de la Legislatura de la C.A.B.A. para poder edificar 10 torres de aproximadamente 15 pisos. Cada torre ocupará una superficie de 1.090 M2, 33m por 33m. La totalidad de las mismas ocuparían una superficie de 10.900 M2.

Arq. Mariano Orlando, Responsable de la Dirección de Planeamiento Urbano de la C.A.B.A., charla con algunos vecinos del barrio Catalinas Sur, sobre la posibilidad de dar Norma a dicho predio para poder construir las torres.


video




DIAGNÓSTICO DEL COMPLEJO "CATALINAS SUR" Y SU ENTORNO

1) Densificación a la que está sometida la zona. 
Mayor concentración de población. Hacinamiento habitacional urbano:
 
El complejo de viviendas “Alfredo Palacios” conocido como “Catalinas Sur”, barrio La Boca, C.A.B.A. (28 Torres y 5 tiras de 6 Duplex c/u. con calles peatonales, dos escuelas y una Iglesia- 2200 viviendas).
Su entorno:
Torres Prefectura (4 Torres, 1 Ha.- 240 viviendas).
Emprendimiento Puerto Pampa (viviendas, oficinas, locales comerciales. 1 Ha.- hasta el momento sólo 188 viviendas correspondientes a la 1ª. etapa de un total de tres.)
Torres Vivienda construidas por GCBA sobre Av. Almirante Brown entre Arzobispo Espinosa y Blanes (7 torres de 9 pisos cada una).
Dos Torres de Almagro construcciones y las 7 torres de CMV (Aprox. 2295 viviendas) ubicadas entre Almirante Brown, las vías del Ferrocarril, calles Pi y Margall, Irala y Germán Abdala.
9 Torres sobre calle Azopardo esquina Brasil (Aprox. 600 viviendas).
Hospital Cosme Argerich; Darling Tennis Club; Asociación Catalinas Sur.


2) Estacionamiento: El complejo Catalinas Sur posee calles peatonales, encerrado por la Autopista Bs. As.-La Plata, Avenidas: Pedro de Mendoza, Almirante Brown, Brasil, Benito Pérez Galdós y la calle Necochea. El complejo no posee calles vehiculares, las calles perimetrales fueron inhabilitadas como estacionamiento en una mano dado que el GCBA construyó ciclovías rodeando al complejo, impidiendo la posibilidad de estacionamiento a las aproximadamente 2.200 familias del barrio Catalinas Sur y su entorno quienes dependen de los escasos 5 estacionamientos públicos con capacidad aproximada de 30 a 40 vehículos cada una.
Establecer prioridad a espacios para estacionamiento vehicular que articule la integración con los espacios circundantes, y que beneficie la facilidad y calidad de los desplazamientos.

3) IMPACTO AMBIENTAL. Sistema de movilidad vehicular sobre y bajo Autopista. 
Contaminación ambiental y ruidos. Mayor circulación vehicular. Autopista Buenos Aires – La Plata y su subida ubicada en calle Brasil y Pedro de Mendoza, pegada a las torres de Prefectura, el transporte de carga por medio de camiones porta contenedores circulando por Av. Pedro de Mendoza en el bajo autopista a gran velocidad, y sobre Autopista, ha dado por resultado rajaduras en torres aledañas a dicha avenida. Elevados niveles de contaminación atmosférica, auditiva y los gases de efecto invernadero, así como dificultad y peligrosidad de los desplazamientos peatonales.
La Organización Mundial de la Salud indica que para tener un buen descanso el ruido no debe superar los 30 decibeles. En las torres vecinas a la Autopista y en los terrenos propiedad de La Nación, sobre el cual se solicita presentación proyectos a realizar, soportan ruidos constantes que superan ampliamente los 90 decibeles, produciendo daños auditivos, psicológicos, en definitiva riesgos de salubridad. Es imperioso que las autoridades competentes realicen un Estudio de Impacto Ambiental y realicen un Acondicionamiento Acústico. Cambiar la visión de los problemas de tráfico: desde reducir la congestión a incrementar la calidad urbana.
Polución: Aumento de emisiones de contaminantes atmosféricos.
Vibraciones en calles y edificios. Rajaduras en torres aledañas a dicha avenida.El ruido generado por el tráfico vehicular que transcurre por la Autopista Bs. As.-La Plata, su subida y el bajo autopista Av. Pedro de Mendoza a partir de su intersección con calle Brasil, considerado excesivo por los vecinos y, por ello, lesivo de sus derechos. Dicho ruido tiene una doble incidencia. Por un lado, hay que tener en cuenta el ruido que se propaga en el espacio público en derredor de la autopista. Por el otro, el ruido que ingresa en las viviendas linderas. Se trata de una misma situación (el tráfico vehicular) que tiene dos consecuencias diferentes, aunque afines: el ruido en el espacio público y el ruido que ingresa a los inmuebles inmediatamente cercanos (viviendas, pero también, por ejemplo, escuelas). El principal derecho afectado por el ruido excesivo generado por el tráfico vehicular es el derecho a un ambiente sano, que se encuentra expresamente postulado y reconocido por la Constitución Nacional. Según su art. 41.

El Art. 30 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires (CCBA) “Establece la obligatoriedad de la evaluación previa del impacto ambiental de todo emprendimiento público o privado susceptible de relevante efecto y su discusión en audiencia pública.”
“Ley 1540 (GCBA 2004) de Control de la Contaminación Acústica,  tiene  como  objetivo  la  prevención,  control  y  corrección  de  la contaminación  acústica  que  afecta  tanto  a  la  salud de  las  personas  como  al ambiente,  protegiéndolos  contra  ruidos  y  vibraciones  provenientes  de  fuentes fijas y móviles. A los efectos de esta Ley se considera a los ruidos y a las vibraciones  como  una  forma  de  energía  contaminante del  ambiente.  Se  entiende por  contaminación  acústica  a  la  introducción  de  ruidos  o  vibraciones  en  el ambiente habitado o en el ambiente externo, generados por la actividad humana, en niveles que produzcan alteraciones, molestias, o que resulten perjudiciales para la salud de las personas y sus bienes, para los seres vivos, o produzcan deterioros de los ecosistemas naturales.  La Ley 1540 establece áreas de sensibilidad acústica:” … “Tipo V: área especialmente ruidosa. Zona de muy baja sensibilidad acústica, que comprende aquellos sectores afectados por  infraestructuras  de  transporte  (público  automotor  de  pasajeros, automotor,  autopistas,  ferroviario,  subterráneo,  fluvial  y  aéreo)  y espectáculos  al  aire  libre.  A  fin  de  evitar  que  colinden  áreas  de  muy diferentes sensibilidad se deben establecer zonas de transición.” 

En suma, todos los habitantes de la Ciudad, por expreso imperativo constitucional (tanto federal como local), tienen reconocido el derecho fundamental a gozar de un ambiente sano, aspecto que incluye la ausencia de contaminación sonora, uno de cuyos casos es el ruido excesivo. 

4) INFRAESTRUCTURA URBANA: Energéticas – Transporte – Hidráulicas – Servicios:
Colapso en la red sanitaria, pluvial y otras instalaciones (servicios electricidad, gas). Aumento de población y disminución de suelo absorbente. Preocupa el elevado consumo y gasto energético que superará al resto de los costes medio ambientales de edificios que se encuentran en la zona. El crecimiento desmedido de la zona sin que se hayan hecho obras de infraestructura para soportar el desarrollo inmobiliario. Electricidad. Cloacas. Gas. Agua. 
Remediación de suelos: El terreno necesita un tratamiento especial. Estudio hidrogeológico y análisis de riesgo. La remediación ambiental de las áreas afectadas por dichos pasivos, con la finalidad de reducir o eliminar los impactos negativos en la salud, en la población, en el ecosistema circundante y en la propiedad.

5) IDENTIDAD BARRIAL: “La testarudez de vivir participando por el prójimo”
Los moradores de Catalinas Sur son actualmente unas 6 mil personas. Una de las características que define a su población es el espíritu de “comunidad”, de la tarea colectiva, que, según los vecinos, es una secuela de la forma de convivencia que tenían los que venían de los conventillos de La Boca. Otra característica de la gente del barrio es el cuidado de lo que sentimos común. A lo largo de la historia del barrio los catalinenses se han unido en torno a un proyecto común. Mejoramiento de sendas peatonales, parquización, iluminación, convocatorias culturales y artísticas.
De esta necesidad de unión, para ser uno en un “todo” de pertenencia y reconocimiento de la propia identidad,  han surgido algunas agrupaciones vecinales que siempre se organizaron por el logro de un bien común. Entre estas asociaciones, desde hace 11 años actúa la organización “Te Recuerdo Barrio” cuyos miembros decidieron agruparse en 2002 para realizar actividades de carácter socio-cultural en el barrio apostando  a la esperanza, para recuperar  la identidad  y  buscar valores que contribuyeran al logro de una convivencia fraterna.
En el barrio hay además múltiples espacios independientes de acción cultural, pequeños grupos de vecinos que se reúnen con diversas intenciones como la realización de talleres de escritura, de transmisión de conocimientos de técnicas artesanales,  grupos de música, de tertulias, de realización de actividades físicas.
El Grupo de Teatro Catalinas Sur, que en la actualidad alcanza niveles de reconocimiento internacional, nació como emprendimiento artístico de un grupo de padres que se reunían habitualmente para organizar y realizar gestiones de mejora a través de la Asociación Mutual de la Escuela Carlos Della Penna. En ese contexto, padres y vecinos de la escuela se reunieron con la idea de organizar un grupo vocacional de teatro.
Las reuniones de los catalinenses se pueden interpretar como un conventillo, donde el patio del conventillo es el espacio común que tienen los edificios y es ahí donde se dirimen las cosas que nos suceden a todos. Así fue como se construyó Catalinas Sur y ese espíritu de participación donde muchos vecinos entienden que hay que participar para estar mejor.
Catalinas Sur,  heredera de la luz y el color del barrio que la alberga, es un espacio bendecido por ese prodigio luminoso que otorga a sus habitantes la posibilidad de percibir las formas, de las geometrías humanas y de la naturaleza próvida,  de manera propia y distintiva.
Confiamos que  mañana será mejor, como fue siempre hasta ahora, con esperanza de que toda novedad sea una prolongación de la calidad humana que hoy compone nuestro barrio y no modifique su propia identidad.
Los vecinos de Catalinas Sur habiendo internalizado nuestros derechos defendemos la fisonomía y morfología de nuestro barrio, cuadras y manzanas con el convencimiento de que esa identidad forma parte indisoluble de nuestra calidad de vida.




Zonificación del predio de aproximadamente 3 ha. Perteneciente al Gob. de La Nación (donde hubo un depósito de hidrocarburos de YPF) delimitado al norte por la Av. Brasil, al este por la Autopista Buenos Aires-La Plata y Av. Pedro de Mendoza, al sur con la calle Gualeguay y al oeste con Caboto y las vías del Ferrocarril, en el barrio Catalinas Sur, La Boca, al sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como:  
Unidad Ambiental Educativa Deportiva Productiva Cultural y de Gestión -URBANIZACIÓN PARQUE COMPLEJO CATALINAS SUR

La importancia de zonificar  el predio como URBANIZACIÓN PARQUE radica en:

1)    Su proximidad al Riachuelo y al Polo Petroquímico Dock Sud: por más pequeños que fueran los espacios, servirán como pulmón frente a la contaminación del aire que provocan los gases que emanan de las aguas y las plantas químicas.
2)    Zona de alto riesgo e impacto ambiental por considerarse pasivo ambiental hidrocarburos.
3)    La contaminación acústica provocada por la Autopista, su subida y el bajo autopista.
4)    La cantidad de espacios verdes que los expertos recomiendan para las zonas urbanas no se hallan cubierta en nuestra Ciudad, por lo que no zonificar esos terrenos como parque es anteponer el poder público al bienestar de la comunidad.
5)    Los espacios y bienes públicos y privados de la ciudad y de los ciudadanos deben ser utilizados priorizando el interés social, público o común; garantizando la calidad de vida; y promoviendo el uso socialmente justo y ambientalmente sustentable y ecológico de los espacios urbanos.
6)    Existen más de 200 terrenos baldíos en el Barrio de La Boca, muchos de ellos propiedad del Instituto de la Vivienda, en los cuales se pueden construir las viviendas necesarias para los vecinos del barrio con necesidades habitacionales, mejorando con ello la trama urbana, impulsando el desarrollo y dando cumplimiento a lo estipulado en la Ley Nº 2.240.
7)    La carencia de espacios para estacionamiento.
8)    La deficiente infraestructura sanitaria, pluvial y servicios. Aumento de población y disminución de suelo absorbente. El crecimiento desmedido de la zona sin que se hayan hecho obras de infraestructura para soportar el desarrollo inmobiliario.
9)    La ausencia de un estudio de impacto ambiental, falta de convocatoria a audiencia pública.
10)    Promover  la  creación  de  nuevas  plazas,  patios de juego, estacionamiento y escuela pública secundaria en relación a la densidad poblacional y las carencias  por  distancia.




CONCLUSIONES
Nos oponemos a la construcción de enormes Conjuntos Habitacionales, que signifiquen una barrera de fragmentación para el barrio y por su impacto urbano perjudiquen la calidad ambiental del área donde se encuentren implantados, con el agravante que anulan la posibilidad de crecimiento de los espacios verdes, incrementando la baja relación existente, entre aquellos y el número de habitantes. El predio debe convertirse en espacio verde, con lugares para estacionamiento público de sus habitantes,  por justificadas razones urbanísticas y para responder al clamor de los vecinos que merecen una mejor calidad de vida.
Mejorar la calidad de vida de los ciudadanos rescatando terrenos abandonados y contaminados para ponerlos a disposición de la gente, evitando los tan temidos emprendimientos inmobiliarios, supone una decisión política de importancia porque señala que clase de ciudad aspiramos construir: Una ciudad agradable de vivir, que contenga y contente a sus habitantes, sumando categoría al importante patrimonio urbano de que disponemos o una ciudad para la marginalidad, donde usuarios asfixiados olvidan sus ventajas culturales y emigran a suburbios organizados por privados.
Por lo antedicho consideramos la propuesta capaz de jerarquizar nuestro barrio y cumplir con numerosos objetivos de bien común sin mayores costos:
  • Mejorar de la calidad de vida.
  • Ampliar los espacios públicos para recreación y esparcimiento.
  • Más áreas verdes para la ciudad.
  • Respetar la fisonomía edilicia tradicional.
  • Asegurar la educación secundaria pública.
  • Disminuir la aglomeración urbana. Evitando la construcción de nuevas torres en un área donde la densificación edilicia es alta.
  • Disminuir el tránsito vehicular.
  • Asegurar nuevos espacios de estacionamiento que articulen la integración con los espacios circundantes, y que beneficien la facilidad y calidad de los desplazamientos.


DECIMOS:

¡NO! A LA CONSTRUCCIÓN DE TORRES.

¡SÍ! AL PROYECTO  
Unidad Ambiental Educativa Deportiva Productiva Cultural y de Gestión -URBANIZACIÓN PARQUE COMPLEJO CATALINAS SUR


No hay comentarios:

Publicar un comentario